October 16, 2016

Gobiernos europeos condenan a refugiados

img_1158

Texto: Daniela Pastrana y Arturo Contreras
Foto: Daniela Pastrana  

Para Javier Bauluz, la fórmula es simple: “Cada vez que cerramos una puerta a los migrantes pasan dos cosas: hay más sufrimiento y hay más muerte”.

Lo dice con la experiencia que le dan más de 20 años de registrar migraciones, conflictos y tragedias humanitarias en distintas partes del mundo. Este fotoperiodista asturiano, el primer español que ha ganado un premio Pulitzer (en 1995, por su trabajo en Ruanda) y fundador del sitio periodismohumano.com, está en México para participar en una serie de conferencias sobre la crisis de los migrantes en Europa, organizadas por la BrigadaCultural en la Feria del Libro del Zócalo

En cada mesa en la que habla, Bauluz advierte que del aumento “alarmante” de los grupos de derecha más conservadores a los gobiernos europeos. “En Europa está creciendo el discurso del odio y se va metiendo en los grupos que tienen participación política. Y no veo a dirigentes de países haciendo un discurso contrario. La única que ha hecho algo es (la canciller alemana) Ángela Merkel, supongo que por haber vivido con un muro delante de sus narices – dice, en referencia a que Merkel vivió en el lado oeste de Alemania-. Pero el costo electoral que está teniendo por eso es alto”.

En el resto de los países, es la sociedad civil la que está haciendo el trabajo que deberían hacer los Estados. Y son las organizaciones humanitarias las que han salvado la vida de miles en el mediterráneo.

“Europa está mandando barcos de guerra, en vez de barcos de rescate. Se están muriendo a miles y no parece que esto vaya a cambiar, porque los políticos hacen lo que creen que les va a dar votos”, acusa Bauluz.

Pone el ejemplo del gobierno de España, que en 2015 se comprometió a acoger a 16 mil migrantes, “una cantidad ridícula si llega un millón”. Lo más absurdo, dice, es que cierren las puertas países que han tenido sus propias crisis de refugiados. “En la guerra civil española, en 1939, hubo muchos españoles que tuvieron que huir de España. Muchos fueron acogidos en México, y también en Chile. Pero eso se nos olvida porque tenemos memoria muy corta”.

Bauluz también habla del papel de los grandes medios de comunicación, convencido de que son corresponsables de la crisis de refugiados que estamos viendo, la mayor desde la Segunda Guerra Mundial, según la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

“Si hicieran su trabajo con un sentido social y humano, muchas personas sabrían lo que está pasando y muchas se indignarían con lo que están haciendo nuestros gobiernos”, dice en su tercera participación del sábado, una mesa en la que invitados de Grecia, España e Italia coinciden en el diagnóstico: la falta de voluntad de los gobiernos europeos están causando miles de muertes.

José Luis Michelena, encargado de comunicación de Médicos Sin Fronteras en México, explica en entrevista que hay una preselección de refugiados a los que se les da asilo, lo que condena al resto a la deportación. A los migrantes, dice, se les concentra en campamentos antes de seleccionar a los que tendrán asilo. Muy pocos son aceptados, y no se conocen los criterios para esa selección.

“Es preocupante que una de las grandes potencias económicas como es la Unión Europea dé ese tipo de ejemplos sobre cómo se debe de tratar a los refugiados y cómo se puede ya externalizar y casi privatizar la respuesta a una emergencia de migrantes”, dice el activista.

Médicos sin Fronteras regresó este año el financiamiento que recibía de la Unión Europea.

Los conversatorios sobre la crisis humanitaria se realizan en el Foro Bertold Bretch de la FIL, donde esta semana se recibirán mochilas para personas migrantes que serán donadas al albergue Hermanos en El Camino, dirigido por Alejandro Solalinde. La información se puede obtener en el Twitter de @brigadacultural o con el Hastag #MochilaMigrante

En la tarde, Bauluz presenta su trabajo documental “Buscando refugio para mis hijos”, una serie fotográfica que registra el recorrido de las familias migrantes desde Turquía hasta su llegada a Alemania. Durante 150 días, el fotógrafo español caminó con los migrantes, fue detenido con ellos, y retrató el dolor, la xenofobia y los riesgos que enfrentan miles de personas en su búsqueda de un lugar para vivir.

Ahora, en un breve descanso entre charlas, cuenta algunas cosas que le impresionaron. Por ejemplo, que más de la tercera parte de sus compañeros de viaje eran niños. O las imágenes de los trenes. “Esos trenes que me recordaban los trenes de Auschwitz”, dice mientras lía un cigarrillo.

– ¿Qué buscabas con este trabajo? ¿Por qué invertir tanto esfuerzo para contar una historia?

– La empatía, que la gente sintiera empatía con estas personas, porque tenemos que contrarrestar ese discurso de odio… es un poco la idea que he estado buscando.

Buscando refugio para mis hijos”, es un multimedia que incluye mapas, fotografías y crónicas, puede consultarse completo en este enlace

 w-javier-bauluz-lesbos1



Periodista desde hace 21 años, actualmente es corresponsal de la agencia Inter Press Service. Sus crónicas retratan a las personas más desprotegidas y los movimientos sociales. Desde 2010 es Directora Ejecutiva de la Red de Periodistas de a Pie.

Daniela Pastrana

Periodista desde hace 21 años, actualmente es corresponsal de la agencia Inter Press Service. Sus crónicas retratan a las personas más desprotegidas y los movimientos sociales. Desde 2010 es Directora Ejecutiva de la Red de Periodistas de a Pie.


colaborador-arturo-contreras

Arturo Contreras

Periodista en busca de nuevas maneras de contar historias y así dar un servicio a la ciudadanía: Crowdsourcing, datos y nuevos medios. Crónica y narrativa. Redes sociales.